¿Qué es una Fundación?

Una fundación es una organización sin ánimo de lucro que surge por voluntad de una o varias personas, denominadas fundadores o instituidores, que adscriben un determinado patrimonio al cumplimiento de un fin de interés general y cuyos beneficiarios son colectividades genéricas de personas.
Los fines de interés general que puede perseguir una fundación son variados, destacamos los siguientes: la defensa de los derechos humanos, de las víctimas del terrorismo y actos violentos, asistencia social e inclusión social, cívicos, educativos, culturales, científicos, deportivos, sanitarios, laborales, de fortalecimiento institucional, de cooperación para el desarrollo, de promoción del voluntariado, de promoción de la acción social, de defensa del medio ambiente, de fomento de la economía social, de promoción y atención a las personas en riesgo de exclusión social, de promoción y atención a las personas en riesgo de exclusión por razones físicas, sociales o culturales, de promoción de los valores constitucionales y defensa de los principios democráticos, de fomento de la tolerancia, de desarrollo de la sociedad de la información, o de investigación científica y desarrollo tecnológico.
Las fundaciones se rigen por la voluntad del fundador, por sus estatutos y, en todo caso, por la Ley.

¿Quién gobierna las Fundaciones?

El órgano de gobierno y representación de una Fundación se denomina Patronato, que adoptará sus acuerdos por mayoría en los términos establecidos en los Estatutos. Su principal cometido será cumplir los fines fundacionales y administrar los bienes y derechos que integran el patrimonio de la fundación, manteniendo su rendimiento y utilidad.
El patronato estará constituido por un mínimo de tres miembros que elegirán entre ellos un Presidente, si no estuviera prevista de otro modo su designación en la escritura de constitución o en los Estatutos. Los patronos ejercerán su cargo gratuitamente sin que en ningún caso puedan pedir retribución por el desempeño de su función.

¿Quién vela por el buen funcionamiento de las Fundaciones?

El Protectorado velará por el correcto ejercicio del derecho de fundación y por la legalidad de la constitución y funcionamiento de las fundaciones, de modo que adecuen sus actuaciones en todo momento al cumplimiento de sus fines de interés general. El Protectorado será ejercido por la Administración General del Estado, en la forma que reglamentariamente se determine, respecto de las fundaciones de competencia estatal, y por las administraciones autonómicas en aquellas comunidades autónomas que han asumido esta competencia.

¿Cómo se financian las Fundaciones?

Las Fundaciones se financian a través de las rentas que genera su patrimonio y por las aportaciones, legados y donaciones que reciban.
Si la Fundación es de iniciativa pública, la mayor aportación económica será la realizada por la administración correspondiente.

RD 1337_2005 Reglamento de Fundaciones
Ley 50_2002 de Fundaciones